A continuación, le presentamos algunos síntomas que pueden ponerle sobre aviso para visitar a un médico cardiólogo:


Palpitaciones: Si percibes tus latidos o de pronto sientes que van más rápido de lo normal.

Fatiga: Sensación de quedarse sin aliento y cansarse con actividad física.

Dolor en el pecho: Empieza en el pecho y puede extenderse hacia los brazos, la mandíbula y la espalda.

Dolor de cabeza: Si va acompañado de cansancio, es aviso de hipertensión.

Inflamación: En las extremidades inferiores, sobre todo en tobillos, puede ser causa de insuficiencia cardíaca.

Obesidad y sedentarismo: Si existe sobrepeso y además el trabajo es fijo y no realiza ninguna actividad física para compensarlo.

Diabético, hipertenso y colesterol alto: Si es una persona que padece una, dos o las tres tiene más riesgo de padecer enfermedades del corazón.

Mujeres con pre menopausia: El riesgo de infarto aumenta con la llegada de la menopausia.

Impotencia sexual: Puede ser aviso de una enfermedad cardíaca.

Mareos: Que lo desubiquen o le hagan perder la conciencia.

Alcoholismo: Personas que padecen esta enfermedad y no reciben ayuda al respecto.

Tabaquismo: El cigarrillo y las enfermedades del corazón no son compatibles.